Las Mejores Posturas de Yoga para Relajarse

Yoga para Relajarse

El yoga ha sido una de las disciplina más antiguas de origen hindú donde no solo trata de hacer difíciles y extrañas posturas, sino que lleva un sentido más amplio y profundo como lo es el cuidado de la mente, el cuerpo y el espíritu. Así que practicarlo nos ayuda de forma integral. Es por ello, que recopilamos las mejores posturas de yoga para relajarse que seguro te van a encantar.

 

Beneficios de hacer Yoga para Relajarse

En un mundo tan ajetreado como el que vivimos ahora, pasamos el mayor tiempo de nuestras vidas trabajando o estudiando o en el cuidado del hogar. Se nos hace casi imposible tener un momento para relajarnos. Por ejemplo, si comenzamos las mañanas de ida al trabajo, en reuniones, citas de negocios, ventas o en el cuidado de los niños o los oficios de la casa, casi no encontramos tiempo para descansar.

Es por ello, que nuestro cuerpo se va deteriorando por la carga de todo el estrés del día a día. Y de alguna manera nos pasa factura en la noches al momento de dormir o con diversas enfermedades. Quizás con dolores musculares, tensión en el cuello, dolores de cabeza e insomnio.

Realizar yoga nos proporciona no solo un beneficio físico sino también mental, ya que la mente se mantendrá de una manera relajada y desconectada de todo aquello que genera estrés. Lo mejor que puedes hacer si cuentas con un tiempo limitado es practicar yoga para relajarte antes de dormir. Sin duda, te ayudará mucho a la hora de conciliar el sueño.

 

Las 5 mejores Posturas de Yoga para Relajarse

Lo mejor de practicar yoga es que lo puedes hacer casi que en cualquier parte, y en cualquier momento del día, ya sea en la casa, en la oficina o en el parque. Claro está que al principio si no has sido practicante activo del yoga antes te costará un poco agarrarle el hilo. Pero a poco mientras más dedicación le coloques y lo conviertas en hábito, lograrás mayor destreza.

Estas son algunas de las mejores posturas de yoga para relajarse, que brindarán una mayor experiencia para ti que quieres comenzar con esta disciplina.

1. Postura Balasana o del niño para practicar en casa

Es una postura bastante sencilla para los principiantes. De hecho, ya hemos hablado en profundidad sobre la postura Balasana en este enlace.

Básicamente y resumiendo mucho consiste en:

  • Colocarse de rodillas sobre una superficie plana (piso).
  • Llevar los glúteos hacia los talones para posteriormente apoyarlos sobre ellos.Después de estar en esa posición, exhalamos y llevamos las manos a la altura de nuestros pies de forma que el dorso de la mano esté en contacto con nuestra esterilla de yoga.
  • Hay otra versión que es echando las manos hacia al frente, extendiéndolas de manera que se estire toda nuestra espalda.Colocamos nuestra frente apoyada en la esterilla de yoga (en caso que no se logre colocar la frente en el piso se puede usar un bloque de yoga como apoyo).
  • Se deben abrir las manos completamente en el suelo y hacer un poco de presión para constatar que efectivamente las manos están 100% apoyadas en el suelo o en el tapete de yoga.
  • Con esta postura aliviamos el dolor de espalda, cuello y estiramos caderas, muslos y tobillos.

 

2. Pavanamuktasana, postura de yoga para principiantes

Esta postura es también conocida como la postura de liberación del viento.

  • Es una de las mejores posturas para relajarse y se basa en:
  • Tumbados boca arriba, flexionar la rodilla y llevar los muslos al pecho.
  • Entrecruzamos los dedos y agarramos las pantorrillas por debajo de la rodilla.
  • Levantamos la cabeza y los hombros e intentamos colocar las rodillas con la barbilla.

Para finalizar con esta postura echamos la cabeza hacia atrás, exhalamos y estiramos las piernas y nos relajamos.

Como su nombre lo indica, es una postura muy fácil de realizar sobretodo para aquellos que están empezando con la práctica de esta disciplina.

Tal y como ves en la imagen, consiste en:

  • Sentarse con las piernas cruzadas y la espalda estirada.
  • Los hombros deben estar alineados con las caderas sin sacar el pecho.
  • La barbilla debe ir paralela al suelo.

De esta postura se pueden hacer muchas variaciones o se puede utilizar para comenzar la practica de yoga. Los beneficios de esta postura son relajar la columna vertebral y aportar flexibilidad tanto en rodillas como en tobillos. Los músculos que implica esta postura son la pelvis y toda la columna vertebral.

Las variantes que se pueden usar son la postura del Loto o Padmasana; o la postura de la mariposa o el zapatero también llamada Baddha Konasana.

 

4. Savasana yoga para principiantes en casa

 

    • Savasana o postura del cadáver es la única postura donde no tienes que hacer ningún esfuerzo o movimiento, sino mantenerla totalmente inmóvil. Lo primero que se debe hacer es buscar un lugar adecuado en ambiente semipenumbra con una temperatura agradable.
    • Debes estar descalzo sin que nada apriete tu cuerpo para que la respiración sea la correcta. Tumbarse boca arriba en la superficie del suelo separando las piernas, dejar caer los pies hacia los lados, los brazos a los lados del cuerpo un poco separados con las palmas de las manos hacia arriba.El cuello tiene que seguir siempre en la línea de la espalda del costado. Los ojos suavemente cerrados y los labios ligeramente entreabiertos. Si te molesta la luz puedes colocar una almohadilla relajante para los pies en la cara para evitar las luces y además aprovechar los beneficios de la aromaterapia.Y muy importante: no te muevas, no te duermas (si no es tu intención) y no te distraigas. Esta postura es ideal para la relajación antiestrés contra problemas cardiovasculares del sistema nervioso.
    • 5. Virasana yoga para estrés y ansiedad

 

 

    • Virasanna o postura del héroe, es otra de las excelentes postura de yoga para la relajación.
      • Siéntate recto en el suelo con los pies estirados frente a ti.
      • Dobla las rodillas una a una y coloca los talones al lado de tus caderas.
      • Aplana la parte superior de cada pie contra el suelo con los dedos apuntando hacia atrás.
      • Coloca las palmas de tus manos en los muslos cerca de tus rodillas.
      • Extiende tu pecho y levanta el torso para sentarte recto.

      Esta postura mejora la fuerza y la flexibilidad de tus piernas y también mejora la digestión.

    •  
Deja un comentario
Stay up to date
Register now to get updates on promotions and coupons.

Carrito de la compra

×
Ir a la barra de herramientas